palabraypoesiarfdez

Artículos literarios y poesía


18 comentarios

PENSAMIENTOS EN MI VOZ

PENSAMIENTOS EN MI VOZ

 

 

Qué hacer

Hacia dónde dirigirme.

 

En verdad

No sé si voy

O si  la vida  me lleva.

 

Inercia de tantos años,

Planes

Metas

Trabajos

Logros

Fracasos.

 

Pero yo sigo buscando,

Inquieto,

Insatisfecho,

Preguntándome.

 

Por eso  sé que estoy vivo,

Con la eterna sensación

De provisionalidad,

De tensión

De creación.

 

Nada es definitivo,

Y eso me mantiene,

Y a  la vez  me rompe.

 

Solo Dios es cobijo tranquilo,

Oculto,

Quizás dormido.

 

Horas,  meses,  años,   días,

Aceptando el “tiempo de Dios”

Extraño a nuestro lógico sentir.

¡Tantas veces lejano en la esperanza!

 

Mi ciudad,

Acogedora,

Frívola,

Dura,

Violenta,

Creída y descreída,

 

Todo “a veces”,

 

Donde me ocupo,

Me preocupo,

Donde soy feliz entre claros y nubes,

Me solaza  en  sonrisas abiertas

Y me mata en cruel indiferencia.

 

Cuentan el  tiempo,

Inexorable y transparente

Los surcos de  mi  frente.

 

Reflexiono

Con tintes de nostalgia

En la joven  bonanza

La plenitud del ser que se desborda

En todo lo que he amado

Que me constituye

En todo lo que he pecado

Que me ha llenado de  misericordia

En todos tus regalos

Vasijas de tu amor

Para compartir y amar

Para enseñarme con paciencia infinita

Con amor de madre

 

Por tiempo

Intenté apartar  a Dios

Con altiva necedad,

Hasta que una  certeza misteriosa

Desentrañó mi engaño,

Cegándome la Luz.

 

Me quise resistir,  como Jonás,

El hijo de Amitai,

Mientras huía  a Tarsis,

Para ignorar a Dios

En pueril e inocente coartada.

 

¡Dios debió sonreír en su bondad!

 

Y desde entonces

Solo digo:

Tú me creaste,

 Estoy aquí,

Tranquilo.

 

¡Tú dirás!

 

A veces,

Solo a veces,

La sombra se instala en mis cejas,

Pero casi siempre

Mis ojos sonríen

Mirando  tranquilo a lo lejos,

Y en el lienzo de mi caballete

Pinto estrellas de mar,

Caracolas,

Gaviotas peinando las olas,

Y puestas de sol con trasluz de  misterio.

 

En la noche,

Como alado jinete,

Cabalgo las constelaciones

Contando lejanas estrellas,

Mientras rezo

Para alejar mis miedos.

 

R.F.

 


31 comentarios

ADIÓS, JAVI

ADIÓS, JAVI, AMIGO.

Gracias por tus sonrisas

Gracias por tus sonrisas

 

ADIÓS JAVI

 

La muerte de una sonrisa me ha dejado triste y nublado; Javi, amigo, campeón no te he despedido pero no importa, tengo mi correo especial del corazón y con él te hago llegar mi abrazo grande y mi pena junto con unas letras.

 

Pero no me está gustando tanta tristeza, es más, pienso que a ti tampoco te gustaría pues tu eres hombre de sonrisas; estoy seguro que contigo estaba contenta hasta la silla de ruedas que te llevaba y no digamos cuando hacías trompos imposibles con el último modelo de Ferrary speed.

 

Javi, amigo, estás en algún lugar que te mereces; yo sigo creyendo estas locuras aunque no estén de moda.

 

No descuidé esa semilla especial que me regalaste, no te preocupes, está a buen recaudo, soy jardinero y me encantan las semillas.

 

Aquella era especial, y me sorprendió desde el principio, porque era casi invisible, y porque crecía al instante y así se la reconocía por su flor, la sonrisa.

 

Como jardinero he descubierto que la tierra que mejor le va es un ¡Hola! Con  mirada de luz, y con tempero, que podríamos definirlo como la blandura exacta del corazón para amar.

 

Te aseguro que no se resiste a nacer en esta tierra ni una sola sonrisa; el día que vi sonreir a Harold creí en los milagros.

 

Yo, siguiendo tus consejos de regalarla, la he llevado por donde he podido, y, como tú no estás, en tu nombre la regalo a todos, compañeros, colegio, talleres, tenis, Fundaland y a toda persona que nos ayuda o que pasa por aquí. Como verás es laborioso llevarla uno por uno a tanta gente y se me ha ocurrido subir a lo alto del torreón y desde allí las echaré a volar para que encuentre cada una su destino; ellas saben.

 

Tengo que decirte también en este correo rápido, antes de despedirme, que los científicos han constatado desde tantos satélites artificiales como tenemos que aumenta el tiempo de luz del día donde hay más porcentaje de sonrisas, y estamos de enhorabuena porque uno de esos lugares de más luz, y, por tanto, de más sonrisas, es la Fundación.

Gracias Javi. Hasta siempre. Te quiero.

Ramón

 

 


17 comentarios

CIERRA LOS OJOS

CIERRA LOS OJOS

 

Cierra los ojos

 No digas nada

Piensa en cúmulos de nubes blancas

En la lluvia serena y cadenciosa

De frescos atardeceres

 

Déjate mecer

Por la tibia brisa

Que roza tu piel  con caricias suaves

Transportando tenues y arcanos aromas

Que invitan al sueño

Y colman de paz

 

R.F.

 


12 comentarios

HAIKUS-EL SALVADOR

HAIKUS-EL SALVADOR

 

 

Mi vida, calla,

Que le sobran palabras

A nuestras almas

 

Por ti, mi carne,

Mi perla, mi tesoro,

Vivo y me muero

 

Amaneceres

Destellos puros, gozos

De luz oscura

 

Amarga sal,

Sin olas, sin mareas,

Sin luna  clara

 

Nadie sabrá

Cuántas horas sin tiempo

Ahogué en mi mar

 

Prendido en mí,

Abandonada al sueño

Me dejo, al fin

 

Despierto en ansia

De pesadilla incierta

Mi niño/a duerme

 

Mi niño en brazos

Sacude mis entrañas

Golpes de llanto

 

Mudó la luz

En llanto de silencio

Y soledad

 

Al despertar

Una oscuridad densa

Hizo  en mí presa

 

Soñé sonrisas

Con estrellas fugaces

 Y  mariposas

 

Al despertar

Hizo presa en mi entraña

La oscuridad

 

Nadie me dijo

De lágrimas amargas

Tras larga espera

 

Sonríen lágrimas

Sus ojos de silencio

Bocas de nácar

 

Gentes humildes,

Rehenes de tiranos

Mirada baja

 

Volcanes vivos

Acarician las nubes

Como gigantes

 

Árbol de fuego

El Morazán descuella

Entre palmeras

 

Desde mi orilla

He navegado rumbo

Al sur del alma

 

Nunca soñé

Que estuviera tan cerca

Ni tan lejano

 

Los universos

Se besan cuando ríen

Los girasoles

 

Niños del mundo

Regalando sonrisas

De margaritas

 

De Morazán

San Francisco Gotera

Es cabecera

 

Cuida a sus gentes

El Hermano Francisco

Su buen patrón

 

Vela sus duelos

Santa Clara de Asís

Su alma hermanada

 

Gentes sencillas,

Que rebosan de  encanto

Sus corazones

 

Acobardados

Agachan la cabeza

Pobres y humildes

 

Mano tendida

Luminosa sonrisa

Mirada lenta

 

Vano espejismo

Niños se creen lobos

Serán coyotes

 

Engañadores

Sin alma ni  conciencia

Son sus mentores

 

Sus filacterias

Pintan de negra muerte

Piel inocente

 

Entre sus calles

De calor agobiante

Vuelan los ángeles

 

De Santa Clara

De Asís siguen la estela

Canto del agua

 

Duros caminos

Posibles por la fe

Y la confianza

 

Sonrisa franca

Con cuyo eco ríen

Verdes montañas

 

Sobre las nubes

Milagro vuela  alto

Hollando  sendas

 

Insta al futuro

Buscando  espejos justos

En  fuentes claras

 

Romper cadenas

Desatar nudos prietos

Abrir los cepos

 

Siento gran pena

Cada curva me aleja

De un corazón

 

Dentro de mi alma

Las gentes de Gotera

Tienen su casa

 

 

R.F.