palabraypoesiarfdez

Artículos literarios y poesía


12 comentarios

AMOR DE LUNA Y MAR

AMOR DE LUNA Y MAR

 

 

Amor de luna y mar,

Deseo,

Atracción singular.

 

En la distancia,

Las lágrimas rebosan

Los diques y las playas.

 

Las empuja el poderoso palpitar

En latido silente.

 

Belleza inalcanzable,

Resignación,

 Ausencia.

 

Sosiego,

Visión de belleza y luz

En la distancia.

 

Deseo

Inalcanzable

En la distancia

 

Deseo

Cada día

Inalcanzable

 

Visión

Deseo

Inalcanzable

 

Olas

Rebosa la playa

Luna y mar

 

 

R.F.


Deja un comentario

MODO CRUCERO

MODO CRUCERO

.

Arranque,

Potencia máxima,

Despegue,

Cambio de medio,

 De plano,

Vértigo,

Elevación fulgurante,

Crucero,

Paisaje nuevo,

 Extrañado.

Graban mis ojos,

Belleza,

deleites,

Mis dedos pintan,

Colores.

Disfrute etéreo,

Efímero.

Cabina informa,

Llegada.

.

R.F.


11 comentarios

PALABRAS

PALABRAS

Las palabras

 Tienen sus melodías

Su belleza escondida

Sus armonías.

 

En ellas vemos luz,

Razón,

Emociones,

Cadencias,

 Sones,

Significados,

Sugerencias,

Inspiración,

Sentido.

 

Acarician o hieren el oído, y el alma.

 

Pueden llegar a tiempo y a destiempo

Desde el lugar más recóndito y lejano

Superando con creces

El tiempo y el espacio

 

A veces son acogedor refugio

Como suave edredón de plumas blancas

Cuyo bozo nos tapa y acaricia;

Otras son lenta brisa fresca y suave

Otras soplo de luz cálida y blanda

Otras, fúlgido rayo

Que aniquila la densa oscuridad;

Otras, cuchillo ensangrentado

Que grita con voz sorda, enmudecido

Otras, graznido hediondo y soez

Descomunal blasfemia.

 

Las palabras,

 Tienen  modos y modas,

A veces lucen puestas de largo

Con elegancia,

Otras,  vestidos cortos

De atrevimiento y desenfado.

 

También tienen  su  historia,

Su momento glorioso, y su fama,

Que a veces las desgasta

De tanto usarlas.

 

Algunas, por desgracia,

Yacen en el altillo

 Casi olvidadas,

Como tristes bodoques

De ajado terciopelo

Mil veces horadado

 

R.F.


12 comentarios

NECESITO SENTIR

NECESITO SENTIR

 

 

Necesito sentir el corazón

Para llevar los días y las horas.

 

Me dejo sorprender

Por los colores que despierta el alba;

Por tonos  musicales

De saludos amables

Que transportan algo más que palabras;

Por cielos entoldados,

Por pliegues de la piel,

Por nítidas tersuras relajadas,

Por quejidos sin voz,

Por ojos que me miran descuidados.

 

Me mueven,

Me conmueven,

Me relajan,

Me atontan,

Me emocionan,

Las caricias del corazón y el alma,

Los atardeceres lentos y cansados

De silencioso fuego,

Los amaneceres de sonrisa franca,

Las praderas brillantes de rocío,

Los chillones gorriones,

Los columpios de leves aguanieves,

Los cantos de jilgueros y pardales,

Las sombras de los juncos

Graciosas y delgadas,

El discurrir del agua,

El aire fresco y puro

En transparente  cielo   inmaculado.

 

Necesito sentir

Caricias de miradas;

Ojos de mar azul

Turquesa de luz clara;

Ojos de almendra y miel

Con misterios de Oriente

Aún por descubrir;

Ojos de negro  abismo

De pasión encelada con la muerte.

 

Necesito sentir,

Para saberme vivo,

La belleza  con nombre de  mujer,

Insinuantes formas onduladas,

Placeres escondidos

Ruiseñores callados

En suspiros con ojos entornados

 

Necesito sentir,

Aunque a veces,

El sentir es  tan fuerte

Que confundo la vida con  la muerte

 

R.F.

 

 


10 comentarios

INSPIRACIÓN

INSPIRACIÓN

Expresamos con la palabra  algunas semblanzas que resultan de las interacciones afortunadas, conscientes o  inconscientes  con el cosmos, contribuyendo con nuestro granito de arena en su belleza y complejidad.

 

 Los versos emergen  del interior de nuestras neuronas  después de muchas vicisitudes, lo mismo  que el agua cristalina, `poesía líquida  de la tierra,  aflora en  los manantiales  después de filtrarse en su profunda  oscuridad.

 

A mí me inspiran o me instan a expresarme las sensaciones  más fuertes y favorables de las que soy objeto cada día, aquellas que creo que no deben morir dentro de mí y que necesito expresar, en este caso con palabras. No puedo jugar con ellas a mi antojo, pues pueden venir desde el  más lejano cosmos,  del leve roce de una piel,  de una fortuita mirada,  de una sonrisa, o del interior de un extraño sueño, pero sí puedo ayudar, ponerme en situación, ser más receptivo o permeable a estas interacciones en algunos casos.

 

Hallaremos nuevos manantiales, nuevas poesías, como intuitivos zahoríes con su péndulo y varilla, buscando los mejores lugares para detectar las corrientes subterráneas y hacerlas aflorar.

 

R.F.