palabraypoesiarfdez

Artículos literarios y poesía


8 comentarios

ALBRICIAS

ALBRICIAS
Andanadas incontables

Desde galaxias y estrellas,

Gigantescas explosiones

De supernovas gigantes

Caos inncierto y cierto

Que apuntaba a la vida.

 

Fueron miles de flechas
De todos los tamaños
Y no todas llegaron
Pero las que llegaron
Hicieron unos ojos
Para ver los colores
Creados a lo largo
De las inmensidades
Hicieron los oídos
Para sentir sonidos
Nunca antes escuchados
Nos hicieron la boca
Para comer las viandas
Del Jardín del Edén
Que sustentan la vida
Del que también comimos
Manzanas prohibidas
Olfato para oler hasta embriagarnos
Con los aromas dulces
De frescas primaveras
Con los densos aromas
De largos estiajes
Con los aromas acres
De fuegos de volcanes
Dispersados en grandes llamaradas
¿Quién habitaba esa música de fuego?
¿Quién regaba con lava sus entrañas?
¿Formaban ya las llamas
Las siluetas eternas
De Beethoven o Mozart?
¿Nunca sabremos con certeza nada?
Creo que sí estaban
Lo mismo Leonardo
Sócrates o Confucio
Los astrólogos mayas
El hombre de Atapuerca
Abraham y el diluvio
Y Cristo sobre el cielo
O dormido en la barca
Estábamos ya todos
Envueltos en misterio
Aún al lado del tiempo
En espíritu y magia,
Todos allí reíamos
Sentíamos ya todos
Todos allí penábamos
Buscábamos los goces
Luchábamos por algo
Mirábamos al cielo
Con ojos de esperanza
Sentíamos muy dentro
La voz de LA PALABRA

 

Ramón 


4 comentarios

NIÑOS ESPECIALES-4

A UNA CLASE MUY ESPECIAL

 

De todas las clases de la “Escuela Especial  San Francisco de Asís”  y, por supuesto de todos sus alumnos, tengo estupendos recuerdos que no olvidaré, pero me causó una impresión especial una  clase en la que había algunos   niños/as  sordos, quizás porque fue la primera vez que trataba con ellos, y pude ver las dificultades añadidas que tenían que vencer para el aprendizaje, y, por mi parte, lo difícil que me resultaba hacerme entender.

 Para ellos y su entregada maestra que les mima a la vez que les enseña, se me ocurrieron estas letras.

 

 

A UNA CLASE MUY ESPECIAL

 

 

Caballitos de mar y mariposas

Juegan entre corales

Y jardines de rosas

 

Juegan a melodías

Que pintan colibríes

Entre rayos dorados

Y silencios de sombras

 

Con sus dedos de luz y de acuarela

Dibujan nombres, letras,

Trozos de calendario,

Melodías y amores

 

A veces,

También hacen borrones,

Pintando enfados, truenos,

Tormentas, nubarrones.

 

Leen la luz, los labios,

Los gestos y ademanes,

Y leen nuestros ojos,

En los que adivinan

Hasta setenta clases de miradas,

Con sus constelaciones.

 

Gustan de la constelación de Primavera:

 

Ojos de clara luz,

Gesto dulce y amable,

Mano tendida,

Honradez y verdad

 

Caballitos de mar y mariposas

Acarician corales

Y aspiran el perfume de las rosas.

 

 

Ramón

 

 


6 comentarios

OJOS DE FUEGO

OJOS DE FUEGO

 

 

Tienes garras de fuego en la mirada

Que apresan mis pupilas vacilantes

 

Las niñas de mis ojos,

Sonámbulas falenas atrapadas

En candente  fanal,

 

Tras hipnótico vuelo,

Quedan, al fin, varadas,

Exhaustas y rendidas

 

Y,  en abrazo de luz,

Tras ser heridas

Expiran abrasadas

En suave lecho ardiente

 

En el oscuro centro

De mis yertas pupilas

Brillan dos bellas  dagas

Bruñidas como el fuego:

 

Dos luceros de sangre,

Dos puñales de luz,

Dos dardos afilados

Cual finos escalpelos,

Las niñas de tus ojos

En mis ojos clavadas.

 

……

 

Cuando, de pronto esbozas

Una leve sonrisa,

El gesto  de tu rostro, duro, altivo,

Se dibuja donoso y sensitivo

 

Mostrándote  al instante

Mujer sensual y tierna

Arrobada y amante

 

Beatitud alada

Dulce néctar dorado

Inmortal libación

Sorbo sagrado

 

Brevísimo espejismo

Tal momento de cielo inmaculado

 

 

 

R.F.