palabraypoesiarfdez

Artículos literarios y poesía


14 comentarios

AURORA

AURORA
Cuentecillo para saludar al nuevo día

 

Cuentecillo para saludar al nuevo día

hada_y_naturaleza.jpg     Tomado de internet

 

AURORA

 

Hay una ninfa en el bosque

Que vive en un viejo sauce

Cuyas ramas desmayadas

Peinan las aguas doradas

Que discurren por su cauce

En las claras alboradas.

 

Ama la temprana brisa

Fresca como una sonrisa

Que la mece en la mañana

Y despereza su sueño

Alisando sus cabellos

Encendidos de destellos

Con peines de milenrama.

 

Humedece con rocío

Sus mejillas sonrosadas

Secándolas con los rayos

Más bellos que luce el alba

Prístinos como diamantes

En las mañanas de mayo.

 

Al acariciar sus labios

De amapolas encarnadas

Los tibios rayos dorados

Despiertan una sonrisa

De dos collares de perlas

Con rubíes engarzadas.

 

Se acicala muy despacio

Sus ojos turquesa y ámbar

Con sombras difuminadas

Aguamarina y añil

Sobre párpados de nácar.

 

Utiliza como espejo

Un diminuto remanso

De agua tersa y perfumada.

 

Con delicadeza y gracia

Oscurece sus pestañas

Con polen de adormidera

Y realza sus pupilas

Con una mínima gota

De esencia de belladona.

 

Las alas son delicadas

Con hermosas transparencias

Y luminosos encajes

Invisibles en el vuelo

Pareciendo de esta forma

Que flotara por el cielo.

 

La ninfa se llama Aurora

Y tiene un bello trabajo

Maravilloso que adora:

 

Primero saluda al sol

Cuando sale cada día

Después se viste de gracia

Belleza y sabiduría

Y anuncia al bosque que duerme

Que es hora de despertar

Que la noche con su manto

Se acaba de retirar:

 

“ Buenos días pajarillos

Poned la música al bosque

Con vuestro bello cantar.

 

Ratoncitos, lagartijas

Podéis salir de las cuevas

A buscar vuestro yantar

Y jugar a cosas nuevas.

 

Abriros deprisa, flores

Y mostrad a las libélulas

Insectos y mariposas

Vuestras formas y colores

Y las mejores fragancias

Que libar de vuestras flores”

 

Diligencia y prontitud

Alegría y desparpajo

Son algunas cualidades

De Aurora con su trabajo

Y casi sin darse cuenta

Su tarea ya termina

Cuando el sol aún muy bajo

A todos nos ilumina.

 

En la fronda más oculta

Del viejo sauce del río

Sobre un nido de algodón,

Atado a una fina rama

Duerme bellísima Aurora

Vestida de mil colores

Mecida por leve brisa

Oyendo a los ruiseñores.

 

 

R.F.

 

 


8 comentarios

EL HUERTO DEL ABUELO

EL HUERTO DEL ABUELO

 

 

-Vamos al huerto, abuelo,

Te ayudaré a regar

Y me enseñas el nido

A ver si ya han nacido

Los pajarillos.

-Vamos, tunante

Pero meriendas antes

Que estás hecho un tirillas.

 

De camino a las eras,

 

-¿Qué le pasa a ese pájaro

Que no puede volar?

-Un engañapastor,

No corras detrás de él,

Que no le vas a pillar,

Se hace el herido

Para alejarnos del nido

-¿Y el nido del huerto?

-Ves esa cardera,

Si te asomas con cuidado

Verás a la madre

Echada en los huevos,

Pero no lo toques

Pues los aborrece.

-¡Es una chirriona!

¡Ha echado a volar!

Tiene cinco huevos

¡Déjame dar a la noria!

-¡Ves como no puedes!

Anda chimiluces,

Tráeme el cunacho

Y vamos metiendo

Un par de  lechugas

Que van espigando

Los tomates rojos

Perejil, pepinos

Y las zanahorias.

Vámonos a casa

Que va siendo tarde

Y viene la fresca

-Abuelo, te ayudo

A llevar el cesto

 

Ramón

 

 


12 comentarios

DURO INVIERNO

DURO INVIERNO

Cuando llega el invierno
Con sus noches tan frías y largas
Pienso en los animales
Que a la intemperie arrostran
Estoicamente
Durísimas jornadas

Me llaman la atención, los más pequeños,
Los lirones caretos, los ratoncillos, las musarañas
Que tienen su defensa,
En los mullidos nidos bajo la tierra,
O en huecos de los árboles,
Y también su despensa,
De frutos secos
Y ricas bayas

Anfibios y reptiles, por el contrario
No van contra corriente
Del calor o del frío
Adaptan simplemente
Los ritmos de sus vidas
Ora frenéticas, cuando el calor aprieta
Ora dormidas, cuando el frío les llega

Pero en los que más pienso
Sin duda alguna, con desconcierto,
Es en los pajarillos
Jilgueros, petirrojos
Colirrojos tizones, herrerillos
Chochines, carboneros
Reyezuelos sencillos

Llega mi gran pregunta:
¿Cómo no se congela
Asido a una ramita
En larguísimas noches
De gélidas nevadas
Este adarme de vida?

¿Nueve, diez, doce gramos
De pajarillo?

¿Cómo sigue latiendo
Corazón tan pequeño
Con calor y con vida?

¡Qué milagro!

Preciosos pajarillos
Que soñáis con el alba
Desde las altas ramas:

¡Que sigáis saludando
Al sol cada mañana!

R.F.