palabraypoesiarfdez

Artículos literarios y poesía


31 comentarios

ADIÓS, JAVI

ADIÓS, JAVI, AMIGO.

Gracias por tus sonrisas

Gracias por tus sonrisas

 

ADIÓS JAVI

 

La muerte de una sonrisa me ha dejado triste y nublado; Javi, amigo, campeón no te he despedido pero no importa, tengo mi correo especial del corazón y con él te hago llegar mi abrazo grande y mi pena junto con unas letras.

 

Pero no me está gustando tanta tristeza, es más, pienso que a ti tampoco te gustaría pues tu eres hombre de sonrisas; estoy seguro que contigo estaba contenta hasta la silla de ruedas que te llevaba y no digamos cuando hacías trompos imposibles con el último modelo de Ferrary speed.

 

Javi, amigo, estás en algún lugar que te mereces; yo sigo creyendo estas locuras aunque no estén de moda.

 

No descuidé esa semilla especial que me regalaste, no te preocupes, está a buen recaudo, soy jardinero y me encantan las semillas.

 

Aquella era especial, y me sorprendió desde el principio, porque era casi invisible, y porque crecía al instante y así se la reconocía por su flor, la sonrisa.

 

Como jardinero he descubierto que la tierra que mejor le va es un ¡Hola! Con  mirada de luz, y con tempero, que podríamos definirlo como la blandura exacta del corazón para amar.

 

Te aseguro que no se resiste a nacer en esta tierra ni una sola sonrisa; el día que vi sonreir a Harold creí en los milagros.

 

Yo, siguiendo tus consejos de regalarla, la he llevado por donde he podido, y, como tú no estás, en tu nombre la regalo a todos, compañeros, colegio, talleres, tenis, Fundaland y a toda persona que nos ayuda o que pasa por aquí. Como verás es laborioso llevarla uno por uno a tanta gente y se me ha ocurrido subir a lo alto del torreón y desde allí las echaré a volar para que encuentre cada una su destino; ellas saben.

 

Tengo que decirte también en este correo rápido, antes de despedirme, que los científicos han constatado desde tantos satélites artificiales como tenemos que aumenta el tiempo de luz del día donde hay más porcentaje de sonrisas, y estamos de enhorabuena porque uno de esos lugares de más luz, y, por tanto, de más sonrisas, es la Fundación.

Gracias Javi. Hasta siempre. Te quiero.

Ramón

 

 


12 comentarios

UNA BUENA MANERA

UNA BUENA MANERA

 

 

 Ocho de la mañana, se tensan horas duras

Sin importar el tiempo, atascos, ajetreos,

 Jornada de costumbre

Monotonía,  trabajo gris, tal vez  tranquilo

Después de tantos años,

Improbable  sorpresa.

Coches,  personas,

Automatismos,

Todo igual, igual, igual,

Cromos repetidos

Que debemos cambiar,

Y cruzamos miradas

Y esbozos de sonrisas

Y saludos

Y, sin decirlo,

Con estas simples cosas

Atisbos, gestos, ademanes, apenas perceptibles,

Nos leemos las caras.

 

Casi sin darnos cuenta percibimos,

Si el día empieza “a son”,

Tras aquella  sonrisa

O si una nube empaña la mirada

Y hemos de sostenerla

Con hilos de caricia y de ternura

Para encender la luz

Si intuimos penumbra.

 

Una buena manera

De empezar el trabajo

Cada mañana.

 

 

Ramón


10 comentarios

INSPIRACIÓN

INSPIRACIÓN

Expresamos con la palabra  algunas semblanzas que resultan de las interacciones afortunadas, conscientes o  inconscientes  con el cosmos, contribuyendo con nuestro granito de arena en su belleza y complejidad.

 

 Los versos emergen  del interior de nuestras neuronas  después de muchas vicisitudes, lo mismo  que el agua cristalina, `poesía líquida  de la tierra,  aflora en  los manantiales  después de filtrarse en su profunda  oscuridad.

 

A mí me inspiran o me instan a expresarme las sensaciones  más fuertes y favorables de las que soy objeto cada día, aquellas que creo que no deben morir dentro de mí y que necesito expresar, en este caso con palabras. No puedo jugar con ellas a mi antojo, pues pueden venir desde el  más lejano cosmos,  del leve roce de una piel,  de una fortuita mirada,  de una sonrisa, o del interior de un extraño sueño, pero sí puedo ayudar, ponerme en situación, ser más receptivo o permeable a estas interacciones en algunos casos.

 

Hallaremos nuevos manantiales, nuevas poesías, como intuitivos zahoríes con su péndulo y varilla, buscando los mejores lugares para detectar las corrientes subterráneas y hacerlas aflorar.

 

R.F.